Por qué proteger

Presentación

En un área de trabajo se deben evaluar los posibles riesgos con el fin de eliminarlos o reducirlos. En el caso de los trabajos en altura, el riesgo de caída es inherente a la propia actividad, por lo que se debe recurrir a un sistema de protección.
A la hora de escoger un sistema de protección hay que tener en cuenta que existen diversos tipos de sistemas, cada uno de ellos idóneos para un tipo de tarea o actividad. Se pueden utilizar andamios, redes, barandillas, pasarelas, aparatos elevadores de personal, sistemas anticaidas, etc. En cualquier caso, siempre se deben anteponer las medidas colectivas frente a las individuales, aunque en ocasiones no es posible; es entonces cuando hay que recurrir a sistemas de protección individual como los sistemas anticaidas o líneas de vida.
La legislación también ha impulsado este incremento de las instalaciones de líneas de vida. En el año 2004 se aprobó el Real Decreto 2177/2004, que aborda específicamente las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo en materia de trabajos temporales en altura. En este Real Decreto se establece:
“Si no pueden efectuarse trabajos temporales en altura de manera segura y en condiciones ergonómicas aceptables desde una superficie adecuada, se elegirán los equipos de trabajo más apropiados para garantizar y mantener una condiciones de trabajo seguras”.

 

¿Qué es un anclaje seguro?

Un sistema de protección individual “sistema anticaídas” está formado por:

  1. Arnés anticaídas.
  2. Sistema anticaídas que une el anclaje del arnés a un punto de anclaje seguro.
  3. Un anclaje estructural o dispositivo temporal o permanente, sólido, fiable y seguro que soporte un mínimo de 10 KN (1.000 Kg).

RECUERDA QUE…
Si cumples siempre esta “regla de oro” el sistema anticaídas te protegerá en caso de caída.

  • Para ello es importante que tu arnés esté correctamente ajustado a tu cuerpo.
  • Que el sistema anticaídas esté bien sujeto al arnés y al punto de anclaje, y que el punto de anclaje aguante el impacto producido en una posible caída.
  • Un error te puede provocar un grave accidente o incluso la muerte.

¿Por qué necesito un anclaje seguro?

El impacto generado por una posible caída se conoce como«factor de caída», la gravedad del mismo la define el propio factor y la longitud del sistema anticaídas utilizado:

Factor 0:

El punto de anclaje está instalado por encima del usuario.

Factor 1:

El punto de anclaje está instalado a la altura del anclaje de nuestro arnés.

Factor 2:

El punto de anclaje está instalado a nuestros pies, o por debajo del usuario.

RECUERDA QUE…

  • Es muy importante que tu punto de anclaje tenga un factor lo más bajo posible, lo ideal es un «factor 0». Cuanto más alto es el factor mayor es la longitud de caída F.
  • La fuerza del impacto varía considerablemente dependiendo del peso del usuario, mayor peso mayor impacto.
  • Los sistemas anticaídas están diseñados para absorber la energía cinética producida por la fuerza del impacto “fuerza de frenado”, utiliza siempre un sistema anticaídas. Estos disponen de absorbedor de energía, éste limitará el impacto en el arnés y el anclaje, a una fuerza no superior a 6 KN.